walkredi Rehabilitación y Desarrollo Integral

Quienes somos

Empresa especializada en servicios de atención y formación sociosanitaria y rehabilitación psicosocial.

Modelo metodológico y de gestión

Walk considera que el "modelo de entender" el funcionamiento de estos servicios (en definitiva la filosofía de trabajo) es fundamental para desarrollar en toda su extensión el trabajo y la atención a personas con enfermedad mental.

Método T.N.S.

“Es la persona quien decide cómo, qué y cuándo se va a llevar a cabo”

El método T.N.S. se basa en seguir los nueve pasos del proceso de intervención siempre con una constante indispensable en todos y cada uno de los pasos: que la persona, es el protagonista y hacedor de su propio proceso. Esto implica que en cada punto del proceso es la persona quien decide cómo, qué y cuándo se va a llevar a cabo.

Todo el proceso se asienta en la premisa de que el individuo es dueño de su vida, hacedor de su vivencia, es el que conoce muchos aspectos personales e íntimos de sí mismo, y es el que tiene la llave de entrada a su núcleo interno.

Desde este método se sitúa a los profesionales como parte de su entorno y es desde este entorno desde donde actúan. Los profesionales deben ser eficaces, pragmáticos y objetivos desde su papel facilitador y de apoyo, sobre todo en las ocasiones en las que (debido a la agravación de la enfermedad mental grave y crónica) la persona necesita mayor ayuda profesional.

El papel de los profesionales es:

Desde el método T.N.S se plantea que no es posible llevar a cabo el apoyo a la persona si ésta no se implica activamente en su plan individualizado, lo cual quiere decir que es la persona, quién planteará sus objetivos, tomará sus decisiones y diseñará su plan de "trabajo".

Los planes individualizados son el resultado de un trabajo conjunto, dirigido por la persona, dentro del encuadre de cada recurso de atención, siguiendo paso a paso el método T.N.S. que se detalla seguidamente, el cual entendemos que facilita la consecución de los objetivos generales del servicio y en definitiva, y más importante que nada, la consecución de los objetivos de la persona que acude al Centro.

El método T.N.S. (The Nine Steps) conlleva seguir siempre los siguientes pasos:

  1. Recogida de datos
  2. Análisis de datos
  3. Interpretación de la información
  4. Identificación de necesidades
  5. Establecimiento de objetivos
  6. Planteamiento de estrategias
  7. Elección de las estrategias
  8. Implementación del plan
  9. Evaluación de resultados

Para llevar a cabo este método es necesario haber establecido previamente un procedimiento en el que se detallan los qué, cuándo, cómo y para qué.

En la recogida de datos ahondamos y preguntamos únicamente sobre lo que el usuario acepta que indaguemos.

Para ayudarle le damos información sobre los aspectos que entendemos que podrían tener que ver con las demandas que se plantea y que podrían ayudar a abordar mejor las dificultades, pero la decisión de entrar en ello o no, es suya.

La información es recogida por la persona y los profesionales, siempre:

“Los planes individualizados son el resultado de un trabajo conjunto, dirigido por la persona, dentro del encuadre de cada recurso de atención”

La evaluación se realiza a través de entrevistas, observación directa (de la persona a sí mismo y a su medio y de los profesionales a la persona y su medio), instrumentos de recogida de información, etc. Todas las posibilidades que el profesional considera que pueden ser útiles para recoger la información deseada, son expuestas a la persona (nombrar y explicar en qué consisten, para qué sirven, sus puntos fuertes, sus desventajas, etc ) para que ella elija aquellas que pueden encajar mejor y con las que se va a encontrar más cómoda.

Los datos se analizan entre la persona y los profesionales con el fin de tener presente toda la información. A continuación proceden a realizar la interpretación de la información recogida. Dicha interpretación es llevada a cabo por la persona, quien tiene en consideración las hipótesis planteadas por el profesional y las que él mismo aporta. La interpretación sirve para identificar necesidades y para encontrar las estrategias de intervención más eficaces.

La persona, apoyada por el profesional, puede así identificar sus necesidades partiendo de la interpretación hecha de la información y de sus objetivos vitales.

Los objetivos concretos de trabajo, son elegidos, establecidos y priorizados por la persona. El papel de los profesionales en este punto, como en los anteriores, es de ayudar en las cuestiones técnicas (que los objetivos no sean incompatibles entre sí, desglose de los mismos para una mayor eficacia, etc.)

Las estrategias de intervención son igualmente elegidas por los usuarios, entre las que se les ofrece desde el centro y su entorno. En este punto serán los profesionales los que habrán realizado un trabajo previo de identificación de estrategias, herramientas y técnicas para poder poner al servicio de la persona los elementos idóneos para el logro de objetivos del individuo.

Periódicamente se revisan los resultados obtenidos en cada plan individualizado y se realizan los ajustes y modificaciones pertinentes. La evaluación continuada es indispensable en el proceso de rehabilitación. Se basa en el estudio metódico de indicadores y en la flexibilidad del equipo para lograr abordajes individualizados eficaces.

 

“Los profesionales ponen al servicio de la persona los elementos idóneos para el logro de objetivos del individuo”

Todo lo anteriormente descrito parte de un acuerdo establecido entre la persona y los profesionales que le atienden, claramente expresado con el fin de que ninguna de las dos partes pueda modificar sus términos sin contar con el otro.

Nuestro planteamiento de trabajo, desde el método TNS, se basa en la premisa de entender al otro como capaz de decidir sobre, aportar a y dirigir su proceso.

Entendiendo que todos los planteamientos de la atención terapéutica y de la rehabilitación psicosocial se dirigen hacia que la persona pueda desarrollarse al máximo de su capacidad y mantenga dicho nivel, entendemos que la vía es que la persona sea la principal artífice de su proceso vital.

Principios de Actuación

WALK, ha adaptado y asume como modelo propio de gestión un modelo humanista e integrado basado en lo anteriormente expuesto en relación directa con la población a la que va a atender en este caso y en los siguientes principios generales de la empresa:

WALK garantiza el respeto a la privacidad (en lo referente a su persona y sus pertenencias), dignidad (reconocimiento de los valores personales y respeto por su "forma de ser"), autonomía (capacidad para la toma de decisiones y capacidad de elección) y los derechos que toda persona debe tener.

logo crl Página web realizada en el taller de diseño del Centro de Rehabilitación Laboral de Usera
C/Beasaín 25-31. Posterior. Local 3 (Entrada C/Ordicia) - 28041 Madrid / Tel.: 91 341 89 67 / e-mail: informacion@walkredi.org
Política de privacidad